Verasummer 2013

HUECCO

Suele ocurrir al revés, pero Huecco ha decidido dar otra vuelta de tuerca a las presentaciones convencionales. Mientras acaba de grabar su nuevo disco, está adelantando por sorpresa a sus fans nuevos temas del álbum (cuyo nombre no ha sido aún desvelado) como “Qué daría yo”, “Te olvidaste” y el himno oficial del Mundial de Baloncesto “Sube la Copa” en los conciertos que está ofreciendo este verano, como anticipo de la gira 2016. Alhama de Murcia, Fiestas de Getafe (en la foto), Piedras Blancas en Asturias, Fiestas de Huesca y más fechas por confirmar serán los únicos lugares donde se podrá escuchar el nuevo material de Huecco antes del lanzamiento del disco. El extremeño nos ofrece así este verano un novedoso aperitivo con su arma más potente: su directo.


 

FUEL FANDANGO

Fuel Fandango es un duo formado por Ale Acosta y Nita. Música de baile orgánica con tintes rock, funk y flamenco.

Este ingenio genético musical ha sido creado por Ale Acosta, que ya en el 2004 nos sorprendió con su exitoso experimento MOJO PROJECT que revolucionó la música nacional con su manera de mezclar la electrónica con otros estilos como el funk y el jazz.

Su alter ego es Nita, materia prima, oro sonoro del sur que lleva el flamenco en su alma y la música negra en su garganta.


 

ROZALEN

Desde el primer día que la escuché cantar en directo –y de esto pronto hará dos años– lo tuve totalmente claro: Rozalén es la “cantora” –o “canta-autora” sin prejuicios, porque es la autora de casi la totalidad de sus canciones– que se estaba echando en falta dentro de nuestro joven panorama musical; es sencillamente una “artistaza completa” –como decimos allá por el Sur– difícilmente etiquetable.

Hay muchos motivos que justifican mi anterior convencimiento y que son fácilmente comprobables escuchado y viendo cantar a Rozalén.

Rozalén, para empezar, posee un dominio, yo diría que natural y absoluto, del “canto popular”. Por las características peculiares y “jondas” de su voz y de su música, rompe con todos los estereotipos o moldes que podamos imaginarnos; ella es capaz de adentrarse, con extraordinaria naturalidad y frescura, en cualquier género o estilo: el blues, la copla, el son, el flamenco, el pop, el rap, la música árabe, la canción de autor, o lo que se proponga. Y es que Rozalén es, en realidad, una revelación del “canto sin fronteras”; es otra forma de ser cantando.